La cirugía para extirpar toda la próstata o parte de esta y algo del tejido que la rodea. También se pueden extirpar ganglios linfáticos cercanos. La prostatectomía abierta se realiza a través de una incisión (corte) en la pared del abdomen inferior o el perineo, y la prostatectomía laparoscópica se realiza con un laparoscopio (instrumento delgado en forma de tubo, con una luz y una lente para observar).