Med.

La prueba sanguínea o urinaria cuyo resultado refleja la absorción intestinal del monosacárido D-xilosa, que no es metabolizado por el organismo. En el paciente con malabsorción, la absorción de D-xilosa está disminuida y, como consecuencia de ello, los niveles sanguíneos y la excreción urinaria están reducidos. Esta prueba se utiliza para distinguir los pacientes con diarrea producida por maldigestión (disfunción biliar/pancreática) de los pacientes con diarrea por malabsorción (esprue, enfermedad de Whipple, enfermedad de Crohn).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.