La prueba en la que se utiliza una tinción fluorescente para teñir un anticuerpo con el objetivo de identificar muestras clínicas (prueba AF; fluorescent antibody test [FA test]). Los organismos teñidos brillan visiblemente cuando se examinan con un microscopio de fluorescencia. La técnica de anticuerpos fluorescentes se puede usar en la identificación de Mycobacterium tuberculosis y en las pruebas de detección selectiva más comunes de la sífilis.