Med.

La prueba sanguínea que se realiza como parte integrante de una prueba multifásica de electrólitos. Se realiza, junto con otras pruebas de detección de electrólitos, para determinar el equilibrio acidobásico del paciente y su estado de hidratación.