Med.

La prueba sanguínea que se utiliza principalmente para diagnosticar el estado final del cáncer de próstata y para controlar la eficacia del tratamiento. Su uso se ha visto sustituido casi por completo por la determinación del antígeno prostático específico. Se emplea también para determinar la existencia de semen en los casos de sospecha de violación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.