La prueba de diagnóstico sanguíneo para diagnosticar el déficit de G6PD (glucosa-6-fosfato deshidrogenasa) en el individuo sospechoso. El déficit de esta enzima causa precipitación de la hemoglobina y cambios en la membrana celular, que posiblemente acaban causando una hemólisis de intensidad variable, rasgo de transmisión sexual ligado al cromosoma X.