Med.

Es una prueba del funcionamiento ocular y vestibular. Los movimientos del ojo se registran en el paciente mirando fijamente a un objeto situado al frente y en otras posiciones a ambos lados; posteriormente se le pide al paciente que cierre los ojos durante 20 segundos; normalmente los ojos deben adquirir una posición centrada mientras estén cerrados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.