La prueba sanguínea que se utiliza para evaluar los niveles de insulina en la sangre. La medición directa del péptido C mide la capacidad de las células beta de segregar insulina. Se utiliza en la valoración del paciente con sospecha de insulinoma, insuficiencia renal, trasplante pancreático, hipoglucemia facticia, pancreatectomía radical y diabetes mellitus.