La prueba sanguínea que se realiza para detectar la concentración sérica de potasio (K+), el principal catión presente en el interior de las células.