La prueba de la función pancreática, se trata de una combinación de las pruebas de secretina y colecistocinina, en la que se miden el volumen de secreción pancreática y la secreción de bicarbonato, amilasa, lipasa y tripsina.