Med.

La prueba de la sensibilidad de una persona para detectar una sensación olorosa cutánea y diferenciarla de los estímulos táctiles. Se realiza con un alfiler o con una aguja que se aplica suavemente sobre una zona de la piel sin que lo advierta el sujeto; la aplicación del alfiler se alterna con la presión de un objeto romo contra la piel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.