Med.

El método para valorar la agudeza auditiva, especialmente útil para determinar si la pérdida de audición en un oído es una pérdida de conducción debida a un problema del oído medio o bien se trata de una pérdida neurosensorial (Hermann D. Weber, médico inglés, 1823-1918). La prueba se realiza colocando el mango de un diapasón vibrando en el centro de la frente de la persona o sobre los incisivos del maxilar superior; la intensidad del sonido será igual en ambos oídos se la audición es normal o si hay una pérdida simétrica de audición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.