Med.

La prueba en la que se analizan muestras de sangre u orina para determinar las cantidades de ciertas sustancias liberadas por los riñones. Una cantidad superior o inferior a la normal de una sustancia puede ser un signo de que los riñones no funcionan del modo debido: también se llama prueba de la función renal.