El método de análisis genético que se utiliza para identificar fragmentos de ADN específicos y para el diagnóstico de cánceres y hemoglobinopatías.