Med.

La prueba que se usa a fin de determinar si un medicamento o tratamiento específico sirve para un paciente. Por ejemplo, es posible que en una prueba diagnóstica del tumor del paciente se identifique un cambio específico en un gen o un biomarcador y hay un medicamento que se dirige a este; así se determina si el paciente debe recibir el medicamento. Las pruebas diagnósticas con fines terapéuticos también se usan para obtener información sobre posibles efectos secundarios graves o para evaluar la eficacia de un tratamiento. La mayoría de los medicamentos con este tipo de pruebas diagnósticas son medicamentos contra el cáncer que se dirigen a mutaciones tumorales específicas: también se llama prueba diagnóstica acompañante.