Es una seria de pruebas para las enfermedades que ejercen efecto perjudiciales reconocidos en el feto (la prueba incluye Toxoplasmosis, Otros agentes [incluyendo la sífilis], Rubéola, Citomegalovirus y Herpes), como la precipitación de un aborto o un trabajo de parto prematuro.