Es una sustancia en estudio para el tratamiento de la ansiedad o la depresión de pacientes de cáncer avanzado. Se toma del hongo Psilocybe mexicana. La psilocibina actúa sobre el cerebro para causar alucinaciones (visiones, sonidos, olores o sensaciones de tacto que la persona cree que son reales, pero que no lo son): también se llama psilocibín.