Med.

El pulso en el que se palpa una gran expansión seguida de un colapso súbito y completo de la arteria (Dominic J. Corrigan, médico irlandés, 1802-1880). Este tipo de pulso está asociado con regurgitación aórtica y se produce en estados de excitación emocional, en distintas anomalías cardíacas, incluyendo ductus arteriosus persistente y como consecuencia de arteriosclerosis sistémica.