Med.

La variación en la fuerza y en el ritmo de los impulsos en una arteria producida por una arritmia cardíaca.