Med.

El procedimiento diagnóstico o terapéutico en el que se introduce un estilete y una aguja hueca en el espacio subaracnoideo de la porción lumbar del conducto espinal para obtener LCR (PL; lumbar puncture [LP]). Se realiza en diversos procedimientos diagnósticos y terapéuticos, se precisa una técnica estrictamente aséptica. Es útil para medir la presión del líquido cefalorraquídeo (LCR), obtener LCR para su estudio en laboratorio, valoración del canal medular comprimido por un tumor y para la inyección de aire, oxígeno o sustancias radiopacas necesarias para visualizar radiológicamente las estructuras del sistema nervioso del canal medular, las meninges y el cerebro. La indicaciones terapéuticas de esta técnica incluyen: drenaje de colección hemática o purulenta del espacio subaracnoideo, inyección de suero o fármacos, extracción de LCR para disminuir la hipertensión intracraneal, inyección de anestésico local en la anestesia regional o colocación de una pequeña colección sanguínea del paciente en el espacio subaracnoideo para formar un coágulo y tapar un desgarro o agujero en la duramadre y así prevenir el paso de LCR al espacio epidural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.