Flora Iberica: Plantas leñosas, arbóreas o arbustivas. Hojas simples, enteras, sin cavidades oleíferas; con estípulas vestigiales. Flores epíginas o períginas, hermafroditas, ± actinomorfas. Sépalos 5-8, valvares en la prefloración, persistentes. Pétalos 5-8, alternisépalos, imbricados en la prefloración. Estambres numerosos; anteras dorsifijas, ditecas, dehiscentes por hendiduras longitudinales; granos de polen tricolporados. Gineceo sincárpico, con 7-15 carpelos; ovario ínfero o semiínfero, plurilocular; rudimentos seminales numerosos, anátropos y bitegumentados. Fruto indehiscente, bacciforme, con epicarpo coriáceo, polispermo (balaústa). Semillas con episperma carnoso, sin endosperma, con embrión oleaginoso y cotiledones convolutos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.