Dado un espacio topológico, se dice del punto con la propiedad de poseer, en cualquiera de sus entornos, otros puntos distintos de él.