Med.

La zonas del cuerpo adecuadas para una utilización óptima de las inyecciones subcutáneas de insulina. La utilización repetida de los mismos puntos de inyección puede provocar lesiones tisulares localizadas y dar lugar a malabsorción de la insulina. Estos problemas se reducen mediante la rotación sistemática de los puntos de inyección dentro del área anatómica seleccionada.