Del lat. pupilla, f. Anat. Med.

Se dice de la huérfana menor de edad, respecto de su tutor. En anatomía, el orificio situado en el centro del iris, por donde penetra la luz en la cámara posterior del ojo. En medicina, el círculo negro y pequeño en el centro del iris (el tejido que le da «color al ojo»). La pupila cambia de tamaño para regular la cantidad de luz que entra al ojo. Se hace más pequeña ante una luz brillante y tiende a agrandarse a medida que la cantidad de luz disminuye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.