Med.

Es un signo clínico característico que se asocia con hemorragias de la piel y otro tejidos. Las lesiones son rojas o purpúreas y no se blanquean a la presión, la púrpura se debe a un trastorno de la sangre o a una anomalía de los vasos sanguíneos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.