Med.

El tratamiento en el que los medicamentos contra el cáncer se administran a través de una aguja o un tubo introducido en una vena. Los medicamentos contra el cáncer viajan por la sangre para destruir las células cancerosas del cuerpo.