Med.

La quimioterapia de dosis alta que destruye las células de la médula ósea, incluso las células cancerosas. Disminuye la cantidad de células hematopoyéticas normales en la médula ósea y puede causar efectos secundarios graves. Generalmente, después de administrar la quimioterapia mielosupresora se realiza un trasplante de médula ósea o un trasplante de células madre para reconstruir la médula ósea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.