Del lat. chymus, y -grafo, m. Med. y Dep.

Se aplica al tambor giratorio sobre el cual da vueltas un papel en el cual se registra un trazo que genera una palanca conectada a un preparado fisiológico, como un nervio o un músculo; el quimógrafo se emplea para medir el curso del tiempo de las contracciones musculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.