Med.

Se aplica a cualquiera de las diversas lesiones de los tejidos bucales, incluido el quiste dentígero relativamente frecuente, que está asociado con la corona de un tercer molar o canino maxilar no erupcionado. También se aplica al quiste derivado del epitelio, generalmente contiene líquido o material semisólido, se desarrolla durante varias fases de la odontogénesis y casi siempre está rodeado por hueso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.