El quiste en un seno del riño, generalmente derivado de vasos linfáticos aberrantes, aparecen aislados o en grupos y pueden ser asintomáticos o extenderse, causando compresión de la pelvis renal y deformidad local, con dolor, hematuria, infección y piuria.