Del gr. λίθος, con el pref. rabdo-, m. Bot.

En botánica, elemento del caparazón calcáreo de las cocolitoforáceas, en forma de plaquita alargada, perforada por un canal que la atraviesa de uno a otro extremo (R. M.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.