Med.

Los rayos invisibles que son partes de la energía que viene del sol. La capa de ozono impide que la mayor parte de la radiación ultravioleta C llegue a la Tierra. En el campo de la medicina, la radiación ultravioleta C también puede surgir de lámparas especiales o de un rayo láser y se usa para eliminar gérmenes o para ayudar a cicatrizar heridas. Asimismo, se usa para tratar ciertas afecciones de la piel como las soriasis, el vitiligo y los nódulos en la piel que causan el linfoma cutáneo de células T: también se llama radiación UVC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.