Del lat. radiatĭo, -ōnis, f. Geom. Fís. Med.

Acción y efecto de radiar; acción y efecto de irradiar. En geometría, el conjunto de rectas o de planos que pasan por un punto (vértice de la radiación). En física, la energía que se propaga en el espacio, bien como campo electromagnético vibrante o como haz de partículas; se aplica a la forma de propagarse la energía o las partículas. En medicina, la energía que se libera en forma de partículas u ondas electromagnéticas. Las fuentes comunes de radiación incluyen el gas radón, los rayos cósmicos del espacio exterior, las radiografías médicas y la energía que emite un radioisótopo (forma inestable de un elemento químico que libera radiación a medida que se descompone y se vuelve más estable). La radiación puede dañar las células. Se utiliza para diagnosticar y tratar algunos tipos de cáncer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.