Es una serie de cambios químicos que tienen lugar en la porción anterior de la cabeza del espermatozoide como respuesta al contacto con el óvulo y que conducen a la penetración del óvulo por el espermatozoide y a su fertilización.