Se aplica a la interrelación de múltiples factores que contribuye a que se produzca una enfermedad.