Med.

Se aplica, en radiología, a la distorsión de la imagen radiográfica producto de la inadecuada posición del tubo de rayos X respecto al paciente, o del paciente respecto a la placa: su resultado es la obtención de una imagen más corta y ancha que la del objetivo en sí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.