Med.

Se aplica a cada uno de los numerosos reflejos normales que dirigen y regulan las funciones viscerales. Los reflejos autónomos controlan ciertas actividades del cuerpo: la presión arterial, la frecuencia cardíaca, el peristaltismo, la sudoración y la producción de orina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.