Med.

El reflejo anómalo, inducido al rozar con firmeza la superficie cubital del antebrazo, se caracteriza por la flexión de la muñeca y por la extensión de los dedos en abanico (Charles G. Chaddock, neurólogo estadounidense, 1861-1936); se conserva en el lado afectado en casos de hemiplejía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.