La respuesta defensiva autonómica de un animal al ser amenazado; la respuesta puede consistir en dilatar las pupilas, afilar las garras, levantar las plumas o erizar el pelo.