El reflejo desencadenado al mantener vertical la mano del paciente y golpear con los dedos el extremo distal del radio o del cúbito, lo que provoca la pronación del antebrazo.