Med.

Es un método, en quiropráctica, de empleo de los reflejos de la pared del cuerpo para influir sobre el movimiento de los líquidos. Después de que un lugar haya establecido contacto con la punta del dedo del explorador, se mantiene un contacto firme y suave y se imprime un movimiento rotatorio al dedo para exprimir el contenido líquido del lugar hacia los tejidos vecinos.