Med.

Se aplica a la disminución del número de receptores de un agente químico o un fármaco sobre las superficies celulares de una determinada área, generalmente se debe a una exposición a largo plazo al agente.