Med. Med. y Dep.

La técnica para combatir la tensión y la ansiedad mediante la contracción y relajación sistemática de grupos musculares.
La relajación progresiva es una técnica muy eficaz para el tratamiento del estrés, la tensión, la ansiedad y las preocupaciones (relajación muscular progresiva; RMP). Los grupos de músculos de la cabeza hasta los pies se mantienen en tensión durante unos segundos y luego se relajan siguiendo una secuencia. Tensar con tuerza los músculos parece que los deja completamente relajados. Con práctica, es posible llevar a cabo este proceso en unos segundos. Muchos deportistas emplean la RMP para mantener la activación en niveles óptimos antes de una competición.