Del ingl. relaxin, f. Bioquím.

La hormona secretada por la placenta durante las fases terminales del embarazo. Provoca un reblandecimiento de los tejidos conjuntivos (cartílago y tendones), por lo que los huesos de la cara anterior de la pelvis pueden separarse y facilitar el nacimiento del bebé. Esto puede causar que la articulación sacroilíaca gire anormalmente y provoque dolor en la región lumbar y las nalgas. La relaxina afecta también a los tejidos de otras articulaciones, haciéndolos más laxos y, por tanto, más propensos a las lesiones. Estos efectos de la relaxina persisten varias semanas después del nacimiento del bebé, por lo que la mayoría de los médicos aconsejan a las madres en estado que eviten ejercicios vigorosos en carga durante las fases finales del embarazo y unas cuantas semanas después del parto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.