Med.

La técnica diagnóstica en la que a un paciente bien hidratado con la vejiga vacía se le administra un agente radiofarmacológico, procediendo 20 minutos después a la administración de un diurético, como furosemida. El patrón de eliminación del radiofármaco se somete a monitorización para valorar, en primera instancia, la funcionalidad del sistema colector y, a continuación, la capacidad de transporte de las vías urinarias altas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.