Med.

La corrección quirúrgica de una hendidura congénita en la línea media del tabique que separa las cavidades oral y nasal: el labio leporino acompaña a menudo al paladar hendido. La reparación del paladar hendido se suele llevar a cabo cuando el niño tiene al menos 6 meses de edad. Dependiendo del alcance y la naturaleza del paladar hendido, puede ser reparado en una o varias intervenciones. Algunos expertos consideran que la reparación de un defecto en el paladar óseo puede dar lugar a relaciones estructurales inadecuadas, y aconsejan que la operación se posponga hasta que el niño tenga entre 5 y 7 años de edad y haya alcanzado un mayor desarrollo óseo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.