Se aplica a la cirugía que se realiza con la ayuda de una cámara de vídeo que proyecta y agranda la imagen en una pantalla de televisión: también se llama simplemente videocirugía.