Med.

Se aplica a la capacidad de ciertas cepas de bacterias para tolerancia a antibióticos específicos.