Se aplica a la capacidad de un músculo para soportar la fatiga mientras realiza acciones musculares repetidas.