Med.

La capacidad de los organismos patógenos para resistir los efectos de fármacos que previamente eran tóxicos para ellos. La resistencia bacteriana a un antibiótico puede ser el resultado de la mutación de una cepa que ha estado expuesta a un antibiótico o agente similar. Esta resistencia adquirida se puede producir por rotura cromosómica o por la adquisición de información perdida de ADN en un plásmido resistente. Puede asimismo ser causada por fragmentos extracromosómicos de ADN que codifica genes de resistencia a antibióticos derivados de un transposón, por un fragmento de ADN capaz de insertarse en un plásmido con resistencia cromosómica bacteriana, o ambos. La reducción de la permeabilidad a un agente antimicrobiano es una forma frecuente de resistencia intrínseca. La alteración o inactivación de un antibiótico puede ser quizás el mecanismo más frecuente de resistencia farmacológica. La resistencia adquirida a antibióticos betalactámicos está determinada por la producción de enzimas que inactivan el antibiótico. La resistencia a fármacos puede también resultar de un cambio en el sitio diana sobre el cual actúa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.